Actividad 5. Juego de las tribus. [1]
Se juega con los mismos grupos que se formaron al principio de la sesión I (1) .
Reglas del juego:
1. Cada tribu tiene una lengua y unas costumbres.
2. Cada tribu tiene algo que los demás necesitan (p. ej. papel, lápiz, goma, sacapuntas...) y tiene que negociar con las demás para conseguir un intercambio.
3. La negociación se interrumpirá siempre que suceda algo "ofensivo" o incomprensible para la otra tribu.
4. Además de conseguir lo que necesitaban cada tribu tendrá que contar lo que haya aprendido de las costumbres o el lenguaje de las otras tribus.
Procedimiento:
Se reparte a cada grupo/tribu la hoja con las características de su lengua y sus costumbres.
Tienen que comprenderlas bien e interiorizarlas antes de comenzar las negociaciones. Tienen que decidir cómo se dice en su lengua sí/no, cómo se expresa agrado/desagrado, acuerdo/desacuerdo, cómo se saluda (según la ficha).
Antes de las negociaciones, cada tribu se presenta (con una canción o un pequeño discurso en su lengua, para que las demás se familiaricen con cómo suena).
Por turnos, un emisario de la tribu 1 se acerca a la tribu 2 y saluda. Después intenta explicar con ayuda de gestos lo que necesita. Si esa tribu lo tiene y no ha habido ningún impedimento en la negociación, se lo ofrece y puede exponer a su vez lo que necesita. La negociación puede interrumpirse en cualquier momento (según el punto 3). Si el emisario de la tribu 1 fracasa, "pierde el turno" y continúa la negociación de la tribu 2 con la tribu 3.
Durante las negociaciones, el resto de las tribus deben estar muy atentas para intentar descubrir cosas: costumbres, causas de los fracasos, qué tiene cada una...
El juego termina cuando todas las tribus tienen todos los objetos que les hacían falta. Gana la tribu que más cosas haya aprendido acerca de las costumbres y la lengua de las otras tribus.

Actividad 6. Después del juego. [2]
Es el momento de reflexionar sobre cómo se ha desarrollado el juego, qué ha funcionado y qué no. Qué les ha llamado la atención, qué les ha costado más...
Se ha intentado que las "costumbres" de cada tribu sean verosímiles, cuando no reales, para luego poder comentarlas:
¿Qué habéis aprendido de las culturas de cada tribu?, ¿os han parecido extrañas sus costumbres?, ¿cuáles os parecen reales y cuáles inventadas?
Se suscitará una reflexión sobre los distintos modos de saludar, agradecer, relacionarse…, según la cultura, la situación, la relación existente entre los que intervienen.
En general, las culturas mediterráneas son más dadas al contacto físico mientras que en las anglosajonas o nórdicas los interlocutores se tocan y se acercan menos...
Por ponerles algún ejemplo, podemos partir de distintas formas de saludar: en España, normalmente, damos dos besos, pero sólo los hombres a las mujeres y las mujeres entre ellas, y no entre hombres, que se dan la mano. Los franceses sólo cuando hay confianza se dan tres besos, aunque es muy raro entre hombres. Sin embargo en algunos países eslavos y musulmanes los hombres sí se besan al saludarse.
Para asentir o negar tampoco nos ponemos de acuerdo: los búlgaros, griegos y albaneses para decir “no” hacen un gesto con la cabeza similar al nuestro para afirmar (mueven la cabeza de abajo a arriba, o levantan la barbilla y arquean las cejas, a veces acompañándose de un breve chasquido) y para decir sí mueven la cabeza hacia los lados.
Los alumnos del AdE pueden comentar cómo se saluda, afirma o niega, cómo se interactúa en su cultura de origen… y los “autóctonos” pueden hacerles preguntas.
Es el momento idóneo para intercambiar opiniones: que los “autóctonos” se enfrenten a la idea que tienen de ellos los alumnos de origen extranjero, a las costumbres que les han chocado de los españoles, las que les hacen gracia, lo que no les gusta...


(1). Las instrucciones para los alumnos y el resto de material necesario para la actividad está en el Anexo I.


< anterior siguiente>