• Fomentar la curiosidad y el despertar de alumnos y profesores hacia la diversidad de lenguas y culturas presentes en las aulas (y en la sociedad, puesto que la escuela es un reflejo de ella). Sensibilizar al profesor de que hay que hacer consciente al alumno del bagaje lingüístico que ya posee.
  • Fomentar en alumnos y profesores efectos favorables en dos direcciones:
1. desarrollo de actitudes positivas:
- de apertura a la diversidad lingüística y cultural.
- de motivación hacia el aprendizaje de lenguas

2. desarrollo de aptitudes de orden metalingüístico/metacomunicativo (capacidad de observación y de razonamiento) y cognitivo que faciliten el aprendizaje de lenguas, incluidas la o las lenguas de la escuela.
  • Reflexionar acerca de la complejidad del aprendizaje de una lengua extranjera. Dotar de recursos y estrategias comunicativas a los profesores responsables de la enseñanza del español en Aulas de apoyo lingüístico.
  • Reflexionar sobre los procesos de comunicación y desarrollar y poner en juego estrategias de comprensión de mensajes y conversaciones orales y de textos escritos en lenguas desconocidas.

<anterior siguiente>