La presencia en las aulas de alumnado que habla lenguas distintas a la lengua de la escuela exige una transformación de la escuela para satisfacer tanto sus necesidades lingüísticas como curriculares y que además repercuta de manera positiva en el resto de alumnos. Según F. Trujillo (2007), para realizar esta transformación el primer paso necesario es el diseño de un proyecto lingüístico de centro que tome en consideración la nueva realidad multilingüe de la escuela. El bagaje lingüístico y cultural de unos y otros alumnos podría ser fácilmente compartido si el proyecto lingüístico de los centros educativos fuera un proyecto global, inclusivo, en el que participara todo el claustro de profesores, de manera que el tratamiento lingüístico y cultural no fuera únicamente abordado por las materias relacionadas con la enseñanza /aprendizaje de lenguas.

Este trabajo es una pequeña muestra de cómo la reflexión sobre la diversidad lingüística y la comunicación incide manera positiva en la comunidad educativa, que sirve para superar prejuicios y estereotipos entre el alumnado; que aumenta la motivación en los alumnos extranjeros y repercute en su aprendizaje de la nueva lengua; que es un modo eficaz de que los alumnos adquieran una conciencia lingüística que les sirva para comprender su propia lengua e interesarse por otras lenguas, y por qué no, animarse a aprenderlas.

Hemos profundizado en esta memoria sobre el tratamiento de la diversidad lingüística y cultural en la educación; hemos detectado un problema: existe la diversidad en la sociedad pero la escuela no se hace eco de ello; hemos propuesto una hipótesis de trabajo: un taller en el que todos los implicados- profesores, alumnos autóctonos y extranjeros- vean los mecanismos que se ponen en juego al enfrentarse a una lengua extraña, y cómo es posible la comunicación y la comprensión a pesar de la diferencia (lingüística y/o cultural); y la hemos llevado a la práctica con los resultados anteriormente expuestos.

De esta experiencia han resultado una serie de ideas que podrían ser útiles para avanzar en una buena dirección:
Por un lado, se han trabajado una serie de actitudes (saber ser) en relación a la diversidad de lenguas y culturas y a las lenguas/culturas/personas extranjeras: atención, sensibilidad, curiosidad e interés, aceptación positiva, apertura, respecto, valorización, empatía, disponibilidad, motivación, deseo de aprender y conocer. Y aptitudes (saber hacer): saber observar y analizar elementos lingüísticos y fenómenos culturales en otras lenguas y culturas. Saber utilizar lo que se sabe de una lengua para comprender otra o expresarse; saber interactuar en situaciones de contacto de lenguas y culturas (reaccionar, reformular…)

En este taller el alumno se ha convertido en un “pequeño lingüista”, un observador del funcionamiento de la(s) lengua(s), de los mecanismos de la comunicación, de las estrategias que ponemos en práctica para comprender y hacernos entender. Todo esto habrá de incidir sobre el dominio de la lengua propia y de las distintas lenguas extranjeras que aprenda a lo largo de su vida.

También ha experimentado las ventajas de trabajar con los demás. Los alumnos extranjeros, fuera del AdE, han puesto a prueba sus recursos comunicativos, han compartido sus experiencias como aprendices de español y se han sentido valorados y útiles. Los alumnos autóctonos les han descubierto como iguales, a pesar de la diferencia de lengua y cultura y han experimentado con ellos la aventura de comunicar en una lengua desconocida, las dificultades pero también las maneras de hacerlo posible. Sus profesores les han acompañado en ese descubrimiento y han participado en el reconocimiento de lo conocido en lo desconocido.

Para poner broche a esta memoria se había pensado en contar con las opiniones de otros profesores sobre el taller y la práctica. La consulta no se llegó a hacer de manera extensiva- por eso no se da cuenta de ella aquí-, aunque se recibieron comentarios y opiniones de varios profesores y de los visitantes a la página web en la que se colgó la experiencia y fue avanzando este trabajo de investigación- www.wikintercomprension.wikispaces.com - . Las valoraciones positivas de la experiencia por parte de aquellos que viven la diversidad día a día en sus aulas nos hacen pensar que este trabajo no iba desencaminado en sus intenciones y objetivos y que tenemos por delante mucho por hacer.


<anterior siguiente>